«

»

Dic 10

Propósitos fundamentales de la contabilidad dentro de una empresa

Para una empresa, independientemente cual sea su ritmo de crecimiento, es importante que sus finanzas se lleven de manera adecuada, y para ello la presencia del contador es crucial.

Esto no se limita exclusivamente a la parte financiera, sino también a la parte fiscal ya que de lo contrario las sanciones pueden derivar en multas que dificultan el desarrollo económico de una compañía.

Por ello debemos definir la contabilidad como el conjunto de actividades destinadas a ejecutar y registrar cada uno de los movimientos de la economía de una empresa tanto a nivel físico como digital.

Estos registros sea cual sea su naturaleza deben tener cierto orden, además de una estructura concreta, pues continuamente se estará echando mano de ellos para así tener las cuentas claras con los entes públicos y trabajadores de la compañía.

Todas las empresas deben contar con ese tipo de documentos, desde redes de cerrajeros hasta compañías dedicadas a la fabricación de dulces y chocolates.

Responsables de la contabilidad dentro de una compañía

El principal responsable de que se lleve de manera correcta la contabilidad de una compañía es el dueño o dueños de ésta, y debe tener al menos ciertas nociones de contaduría para dirigir al equipo encargado de estas gestiones.

Todas las empresas tienen la obligación de llevar todos los registros contables, salvo aquellas personas físicas ceñidas a régimen de módulos, por lo que deben solamente archivar facturas ordenadas de manera cronológica.

También se encuentran exentas de contabilidad personas que se rijan por regímenes de estimación, siendo necesario llevar una bitácora de ventas e ingresos, otra de compras y gastos, y por supuesto otra relacionada con bienes de inversión.

La situación real de ciertas empresas

Posiblemente tenemos el privilegio de trabajar en una empresa que se encuentre solvente con los registros fiscales y contables, pero por desgracia hay compañías que no necesariamente operan adecuadamente.

Aunque suene lamentable compañías nuevas y viejas se encuentran fuera de la ley, ya que muchos de los empleados no cotizan el seguro social, aunándose la agravante de las utilidades que son canceladas de forma tardía.

En todo caso, nunca es tarde para retomar el rumbo y llevar una empresa dentro del orden financiero y fiscal, aunque ciertamente es difícil llevar el timón que lleven años trabajando de forma desordenada.

La contabilidad de una empresa no es cualquier cosa. Es indispensable rodearse de personal capacitado y que sea asertivo en las decisiones que tome, además de ser muy ordenado y metódico en su trabajo, ya que es un trabajo en el que la improvisación no debe tener cabida.

Así que si te decides a formar tu propia empresa, es indispensable que te asesores correctamente sobre todo en el aspecto contable, ya que es uno de los factores responsables del éxito empresarial cuando se lleva adecuadamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>