«

»

Feb 20

Reconsideración de una idea de negocio

Cuantos negocios se han ido al fracaso, incluso pareciendo ser una gran idea de emprendimiento. A veces no se ajustan las necesidades que se deben cubrir de los clientes, donde los productos y servicios que se generan no alcanzan la productividad que se necesita para mantener una empresa funcionando.

Los emprendedores pueden optar por dejar morir la empresa, como sucede muchas veces o simplemente reevaluar la idea de negocio para levantar cabeza y continuar en pie. Quizás no se evalúo el entorno correctamente o se obviaron algunos factores importantes.

Pero el mejor de los emprendedores podrá reponerse para dar un nuevo enfoque a la empresa, modificar algunos aspectos del producto o los servicios y ajustarse a las verdaderas expectativas de sus clientes.

Siempre hay tiempo de renovar una propuesta y adaptarla para mantener las finanzas en un nivel adecuado. Lo que nunca se puede negociar es la seguridad del establecimiento, los equipos, instrumentos, materia prima y cualquier valor de la empresa, al igual que de sus trabajadores.

Mal enfoque de propuesta

Son muchas las empresas que han debido adaptarse a lo que los clientes necesitan y otras muchas han sido predictivas ofreciendo soluciones que han dado en la clave para convertirla en una fuente de ingreso, pero con esa suerte no se corre todo el tiempo.

Los cerrajeros profesionales son un gran ejemplo de ideas de enfocadas totalmente en sus clientes, por ser un clamor general, la seguridad. Desde que los pioneros de la cerrajería sirvieron a sus clientes a manera urgencias y además poder contar con alguien de confianza a cualquier tiempo, presintió muchos riesgos.

Hoy en día está consolidado el negocio y cada vez más cerrajeros se suman a la labor de cubrir la seguridad física de los establecimiento, partiendo de la necesidad de estará disponible a cada tiempo durante todo el día, por la importancia de estar protegidos en contra de la delincuencia y a faro de la privacidad absoluta.

Generación de nuevas necesidades

A medida que una empresa crece, crecen también los requerimientos de los clientes, que piden cada vez más servicios o productos si la calidad de lo que ofreces de alto. Si eres un pastelero, al probar dos o tres postres, los comensales querrán probar cualquiera de sus propuestas por que ya conocen su calidad.

Pero puede suceder que en el entorno no les importe tanto los postres, como una alternativa de desayunos rápidos por petición directa o indirecta del mercado. La idea de negocio se puede modificar reconsiderando el uso de la materia prima o de los equipos sin que cambie tanto la idea principal.

Modificación subliminal de la idea principal

Poco a poco se puede modificar el objetivo de una empresa, por petición de los clientes, sugerir constantemente una nueva idea de negocio, podría hacer que cambie sin vuelta atrás.

Si se puede modificar una idea de negocio sin que haya tanto que arriesgar, con seguridad será una actividad afín a la que ya ofreces. Es de triunfadores reconsiderar y seguir dándoles a los clientes lo que necesitan ya que son ellos los que pagan las cuentas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>